Bebés  Carita redonda, mofletes regordetes y esos grandes ojos curiosos que te miran con amor. ¿A que te dan ganas de achuchar a tu bebé todo el rato? Tu pequeñín es pura curiosidad, ya comienza a quedarse sentado, a gatear, a dar sus primeros pasitos ¡y ya le asoman los primeros dientes!